Orgullos nacionales

Yo se que tu sabes lo que se que tu sabes

¿Por qué ayudamos a otros si no nos podemos ayudar solos?

¿Seguridad o accesibilidad?

Manifestaciones de la CNTE por falta de pagos

Última y me voy

Editorial 22

Septiembre es un mes que, en definitiva, ha marcado nuestro país de forma histórica. La conmemoración de la independencia de México es motivo para festejar a lo nuestro y a los nuestros con mayor fervor. Es un orgullo nacer en estas tierras maravillosas que no dejan de sorprendernos cada día que pasa.


Ser mexicano no es solamente cantar el himno nacional o izar la bandera en lo más alto, consiste en ser agente de cambio para mejorar las áreas de oportunidad que posee. Reconocer los aspectos negativos para modificarlos es parte de nuestra labor, igualmente generar conciencia social y ciudadana de nuestros actos e ideologías en aras de construir un país más próspero.


También, los sismos han formado parte de este mes patrio en los últimos años. Aún en las adversidades, los mexicanos siempre sabemos salir adelante y ver el lado positivo de las circunstancias. En la gran mayoría de las veces, esto lo hacemos acompañado de una sonrisa o un chiste que nos recuerda nuestra gran capacidad resiliente. Mexicanos en las mejores y en las peores.


Solamente necesitamos unos buenos tacos, un agave y unas canciones de mariachi para verdaderamente sentir lo que es México. Fomentemos una cultura de solidaridad compatriota para marcar una diferencia benéfica, es sumamente importante erradicar el malinchismo. Es hora de celebrar que somos parte del país más surreal, como dijo Dalí.


¡La Dirección Editorial de El Rayo les desea unas felices fiestas patrias!