Ciencia y Tecnología

¡Aguas con el asteroide!

Gabriel Schlam

21 de Agosto 2021

Hace unos días, la NASA anunció una posibilidad pequeña de que un asteroide choque con la Tierra en 2182. Y uno pensará, ¿cómo puede ser esto posible? O mejor aún, la gente podría preocuparse y preguntarse: ¿Qué consecuencias tendría este impacto?


Estamos hablando del asteroide Bennu, de 500 metros de diámetro. Este visitará la Tierra en septiembre de 2135, transitando a la mitad de distancia de la Luna. El problema con esto es que muy probablemente la gravedad de la Tierra cambie la trayectoria de Bennu, generando un desafío enorme para los investigadores, ya que calcular exactamente hacia dónde seguirá su camino es muy difícil.


Difícil, pero existe una posibilidad extremadamente pequeña, según la NASA, de que este asteroide pase por una zona del espacio en donde la gravedad de la Tierra modifique la órbita de un asteroide (llamado Ojo de Cerradura Gravitacional). Si esto sucede, lo pondría en una ruta para impactar con nuestro planeta en el año 2182.


Ya que conocemos la situación, uno podría preguntarse: ¿Y esto por qué debería de preocuparnos? ¿O qué efecto podría tener en la Tierra este siniestro?


Veamos, según la información y cálculos de la NASA, el asteroide Bennu viaja a aproximadamente unos 100,000 km/hora. Se estima que si a esa velocidad chocara contra la Tierra, causaría un daño bastante grande, causando un cráter enorme, de un diámetro de 5 kilómetros. Podríamos comparar esto como si se liberaran 70,000 bombas atómicas estilo Hiroshima.


Pero no se espanten, al momento de hacer estos cálculos, se llegó a que la probabilidad acumulada del impacto es de 0.037%, contemplando que sea hasta dentro de 150 años, siendo entre 2175 y 2196. Yéndonos más lejos, también se determinó que la probabilidad de que ocurra este choque en algún momento hasta el año 2300 es del 0.057%, igualmente una posibilidad remota.

La fecha clave del impacto, analizando toda la información dada por la NASA, se comenta que podría ser el 24 de septiembre de 2182.


Pero no se crean que por la mínima posibilidad que los científicos no van a prevenir el suceso, sino que ya se está haciendo algo al respecto. Científicos chinos ya plantean la opción de alejar a Bennu usando 23 cohetes contra él.

También, la NASA lleva realizando una investigación desde 2016 al respecto. La sonda OSIRIS-REx fue enviada en 2016 para estudiar en detalle el potencial riesgo de Bennu. Sobre esto mencionaron que los datos de esta sonda brindan información mucho más precisa y que pueden calcular la trayectoria futura de Bennu con un alto grado de precisión hasta 2135.


Viendo todas estas investigaciones, podemos estar seguros que la NASA ha hecho, hace y seguirá haciendo todo lo posible para detectar tanto este caso en específico como cualquier otro que suceda en el camino, en favor de tanto la ciencia como la humanidad.



Salas, J. (2021, August 11). La NASA anuncia Una posibilidad "EXTREMADAMENTE pequeña" DEL choque con Un asteroide EN 2182. EL PAÍS. https://elpais.com/ciencia/2021-08-11/la-nasa-anuncia-una-posibilidad-extremadamente-pequena-del-choque-con-un-asteroide-en-2182.html.