Ciencia y Tecnología

¿Cuál es el futuro de Windows?

Eduardo Villalpando Mello

31 de mayo 2021

Durante los años 80, la misión de Microsoft era clara: “una computadora en cada escritorio y en cada hogar”. Durante los últimos años, sin embargo, las PC ya no son novedad como los relojes, smartphones, bocinas inteligentes, entre otros. Sin embargo, a la computadora tradicional aún le queda un largo camino por delante.

Con la llegada del nuevo milenio, existió un cambio de paradigma: el enfoque pasó de computadoras personales tradicionales a dispositivos de consumo personal como el iPod o el iPhone en lo que conocemos como la era Post-PC.

Durante ese tiempo, un gran porcentaje de los ingresos de Microsoft era por la industria de las PC. Ante este cambio, era necesario que la empresa reaccionara rápido. Habían ignorado el potencial del iPhone hasta que fue humillantemente muy tarde, y no podían equivocarse de nuevo.

En ese momento, el centro de la compañía era Windows, pero sabían que era imposible modernizarlo y optimizarlo para competir contra tabletas o smartphones sin romper compatibilidad con versiones anteriores o dañar la experiencia del usuario. Microsoft decidió que su principal negocio no sería Windows y, por lo tanto, ofreció actualizaciones gratuitas a Windows 10. En lugar de continuar compitiendo contra iOS y Android, decidieron formar alianzas y ofrecer su suite de Office y otros programas diversos para ambas plataformas, y ahora se están enfocando fuertemente en el desarrollo de la nube y servicios como Azure.

Igualmente lanzaron su línea Surface con múltiples diseños que cuestionan a la computadora tradicional, siendo pionera en muchas de ellas: desde una laptop que se parte por la mitad con la Surface Book, una mesa gigante de dibujo con la Surface Studio, un pizarrón gigante con la Surface Hub, un celular que se pliegan por la mitad con Surface Duo, etc.

En resumen, poco a poco Windows fue quedándose abandonado al grado que 7 años después son pocos los cambios que vemos en Windows 10. Sin embargo, hoy existe un renovado interés en la industria de la PC ya que la pandemia obligó a muchos a trabajar de forma remota e incrementó la venta de PCs de una manera inesperada. Por si fuera poco, la transición de Apple hacia Apple Silicon trajo resultados sorprendentes que posicionan a la Mac como la mejor opción por el precio, poniendo mucha presión en Microsoft.

En el pasado, Microsoft anunció Windows 10X como una versión especial de Windows que se deshace de los componentes clásicos y conserva únicamente los modernos, y máquinas virtuales para ejecutar programas clásicos. Para los no nerds, una versión de Windows 10 construida desde cero sin todo lo feo de Windows.

Muchos lo vieron como un despertar de Microsoft y existía mucha emoción alrededor de una versión moderna y ligera del sistema operativo, que fuera a competir directamente contra Chrome OS, iOS y Android. Sin embargo, tras meses de silencio, recientemente Microsoft anunció que el proyecto fue cancelado. Esto marca uno más en una larga lista de fallidos intentos de la compañía por lanzar una versión ligera y moderna de Windows.

Sin embargo, indicó que se enfocará en traer varias características a Windows 10, junto con un nuevo diseño que mejorará la experiencia de usuario. Estas nuevas características serán anunciadas durante los próximos meses. Igualmente anunció que descontinuará finalmente a Internet Explorer (si, apenas. si, sigue existiendo).

Sin embargo, con tantos intentos fallidos por modernizar Windows y deshacerse de su legado histórico, muchos se preguntan si el sistema operativo está listo para los siguientes 30 años y los dispositivos del futuro, especialmente cuando ya no es el proyecto principal en Microsoft.

De cualquier modo, Microsoft continuará siendo líder del mercado por muchos años más. Por ahora queda esperar y conformarnos con nuestra versión de Windows.