Ciencia y Tecnología

Una entrevista a Isabel Manjarrez

Daniel Roa

1 de Marzo 2021

En el área de computación existen un sinnúmero de ramas, desde campos conocidos como el desarrollo de aplicaciones web, hasta ramas experimentales como la computación cuántica. Dentro de estos está el área de ciberseguridad, la cual es un área de rápido crecimiento, en donde la adaptación y el cambio son viejos conocidos. En esta área labora Isabel Manjarrez.

Ella se graduó del Tecnológico de Monterrey en el 2017, de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones y Sistemas Electrónicos. Aunque la carrera que estudió no parece tener mucho que ver con esta área, Isabel decidió dedicarse al área de ciberseguridad después de haber ido a un intercambio y haber tomado materias que la impulsaron a querer dedicarse a eso.

Una vez que Isabel regresó a México, decidió seguir estudiando para dedicarse al área. Se inscribió en cursos y talleres para poder empeñarse y, su último día de la carrera, fue su primer día trabajando en el área de ciberseguridad.

Después de haber tomado los cursos y talleres necesarios para poder formar parte de esta área, llegó al área de ciberseguridad de la consultora Deloitte, donde labora actualmente. Al ser mujer laborando en un área donde tienden a haber más hombres, siempre se ha impulsado para seguir aprendiendo de los temas y poder alcanzar sus metas.

Aunque en años recientes se ha comenzado a valorar más el papel de las mujeres en diferentes áreas, y esta es una que no debería quedarse atrás, desgraciadamente, sigue siendo percibida como un área principalmente “de hombres”, una idea sistemática que es perpetuada desde las universidades y que ha resultado en relativamente pocas mujeres graduándose de estas carreras .

Debido a esto, hay un largo camino por recorrer para que puedan comenzar a haber las mismas oportunidades para las mujeres, pero Isabel tiene ideas de cómo cambiarlo. Ella dijo: “Los principales cambios que necesitamos son; educación, apoyo, tolerancia, respeto, y a nivel de trabajo empresarial existen muchos estereotipos, juegos de poder y prejuicios”.

Eliminar esto no será un trabajo fácil, pero si todos cooperamos y eliminamos estos prejuicios, se podrían cambiar las ideologías que predominan temas como el desbalance en las carreras de ingeniería, las cuales tienden a ser vistas como carreras específicas para hombres, hasta las áreas laborales donde se puede encontrar un desbalance entre los colaboradores que componen el área. Y como lo mencionó Isabel, “...estaría muy bien abandonar todo eso [los prejuicios] para que las evaluaciones sean objetivas”.

Mientras estuve viendo qué preguntas llevar a cabo durante la entrevista, quise aprovechar la oportunidad para preguntarle a Isabel los consejos que le daría a las mujeres que quieren tomar la misma ruta que ella. ¿Su respuesta? “El principal consejo que podría darle a alguien es; estudiar, informarte muy bien y sustentar tu trabajo, hacer un muy buen trabajo y sustentado podemos llegar muy lejos y [recuerda] que nuestro trabajo pueda hablar por nosotros...”

Una vez terminada la entrevista, recordé mucho el porqué Isabel es una de las personas que más me ha motivado en la vida. La conozco desde hace tiempo y, al ver todos los logros que ha obtenido, como habla apasionadamente del área en la que labora y cómo llegó a dar con ella, creo se puede notar el porqué quise entrevistarla. Espero que esta entrevista y, más importante, los puntos que toca Isabel, puedan hacer que las mujeres que quieran laborar en un área similar o quieran estudiar una carrera que pueda ser vista como una carrera que es solo para hombres, sientan la misma motivación de alcanzar las metas que se planteen y vean que sí es posible alcanzar las metas que se proponen, independientemente de lo que opine la sociedad o las demás personas.