Ciencia y Tecnología

¿Una rata inmune al cáncer?

Liliana López Gómez

23 de Marzo 2021

Imagina vivir sin la preocupación de enfermedad de cáncer. Esta es la realidad de las ratas topo ya que se ha encontrado un bajo índice para desarrollar esta enfermedad.

Son muy pocas las ratas topo con esta enfermedad

Las ratas topo desnudas son animales extraordinarios porque presentan menos o ninguna enfermedad relacionada con la edad. Son nativas de África del Este, pueden vivir bajo tierra casi toda su vida y son los roedores más longevos1.

Su ácido hialurónico de alto peso molecular generado por una modificación genética podría explicar su baja incidencia a la formación de tumores, ya que el hialuronano suprime la actividad tumoral. Aunado a esto, la aptitud reproductiva de las ratas topo incrementa con la edad y esto podría contribuir a la selección de rasgos de resistencia al cáncer3.

Es importante resaltar que al no tener cambios desde hace 30-50 millones de años, se puede considerar un “fósil viviente”.

Entonces… ¿de qué muere?

A pesar de que para muchos roedores el cáncer es una de las principales causas de muerte, el caso de las ratas topo es peculiar porque al ser menos propensas a presentar este padecimiento, las enfermedades que presentan son distintas y muy variadas.

Pueden morir por diversos factores como las mordeduras ocasionadas por peleas entre los grupos de ratas topo. Otros problemas frecuentes en esta especie son las enfermedades de los riñones o nefropatías, del hígado, del intestino, de las glándulas suprarrenales y alteraciones en la producción de eritrocitos4.

Limitantes

Durante mucho tiempo se creyó que eran resistentes al cáncer, pero se han encontrado tumores en ratas topo desnudas alojadas en un zoológico. Pero el aumento en la tasa de cáncer podía tener otras causas ya que se encontraban en cautiverio3.

Es difícil examinar a las ratas topo de edad avanzada porque es complicado que lleguen a tener más de 30 años en cautiverio3, lo que ocasiona que las investigaciones estén sesgadas pues no se pueden estudiar a los miembros mayores, quienes son los más propensos a tener estos padecimientos.

Los problemas mencionados anteriormente muestran los retos que se deben superar para poder conocer la realidad sobre estos animales, pero se vislumbran grandes aportaciones para la ciencia porque sus características son poco comunes.

Los estudios a futuro podrían ayudar a mejorar la calidad de vida de los humanos porque incrementará la posibilidad de encontrar una solución para el cáncer.

1Tume, L. F. (2014). Las ratas topo y sus mecanismos de resistencia al cáncer y al envejecimiento. The Bilogist, 12 (1), 117-132. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4755811.pdf2Bredberg, A. y Schmitz, B. (2019). Human cancer, the naked mole rat and faunal turnovers. Cancer Medicine, 8, 1652-1654 https://doi.org/10.1002/cam4.2011
3Alburquerque, T., Drummond, L., Doherty, A. y de Magalhaes, J. (2018). From humans to hydra: patterns of cancer across the tree of life. Biological Reviews. 93, 1715-1734 https://doi.org/10.1111/brv.12415
4Delaney, M., Nagy, L. Kinsel, M. y Treuting, P. (2013) Spontaneus Histologic Lesions of the Adult Naked Mole Rat (Heterocephalus glaber): A Retrospective Survey of Lesions in a Zoo Population. Veterinary Pathology. 50(4), 607-621. https://doi.org/10.1177/0300985812471543