Cultura

El “Uncanny Valley”, Motion Capture y Rotoscopia en la animación

Rodrigo Sánchez Rodríguez

8 de Febrero 2021

Un fenómeno que ocurre cuando en cualquier medio buscamos representar visualmente a un humano (especialmente visto en la robótica) es el valle inquietante, conocido en inglés como el Uncanny Valley. Resulta que entre más nos acerquemos en parecido al ser humano, a menos que logremos un 100% de parecido, no nos va a parecer agradable a la vista.

Por ejemplo, al mostrarte una imagen de un robot, aunque intenta parecer humano, se siente falso e incómodo. Todavía falta que desarrollemos más la tecnología para que no quedemos en la parte baja de la gráfica.

En un área donde esto puede llegar a ser muy notorio es en la animación. En esta hay dos alternativas: diseñas personajes estilizados o intentas acercarte al realismo. Un animador que intentó esto último fue Ralph Bakshi, quien fue conocido por antagonizar la tradición de Disney de crear películas enfocadas al mercado familiar. Es conocido por producciones como Wizards, The Lord Of The Rings, Cool World, Fritz the cat, entre otras. En la mayoría de estas, usa personajes con precisión anatómica, he incluso empleó la rotoscopia en la adaptación que hizo de la obra de Tolkien.

La rotoscopia es una técnica de animación que se basa en utilizar una referencia fotográfica directa para trazar los movimientos con los cuales animar sobre esta. Fue creada por Max Fleischer en 1912, lo que le llevó a fundar su propio estudio junto a su hermano. Esta técnica fue utilizada en obras como Koko the Clown, Betty Boop, Popeye y Supermán. En muchos de estos casos se usa como base para los personajes, de este modo podían estilizarlos y agregarles un estilo único. Una ventaja de la técnica es que dotaba a las animaciones de mayor fluidez y si se usaba con mesura podía ser muy provechosa. Esta técnica fue utilizada en la obra maestra de Walt Disney: Blanca Nieves, lo que generó una guerra contra los Fleischer por haberla usado, lo que terminó con la debacle de su estudio al no poder competir con su propuesta de Los Viajes De Gulliver. Pasaron los años y la técnica dejó de ser tan popular, siendo relegada a videos musicales y de vez en cuando a películas independientes. Con la llegada del 3D, una tecnología que vino a reemplazar en cierto modo a la rotoscopia fue la Captura de Movimiento, que a principios de siglo estaba a flote, pero luego del fracaso de “Marte necesita mamás”, fue dejada a un lado prefiriendo seguir con el 3D clásico. Personalmente de los contenidos audiovisuales que utilizaron ya se la rotoscopia o Motion Capture puedo recomendar:

· Video Musical de Take On Me

· Los cortos del Studio Fleischer

· Yellow Submarine

· Wizards

· Blanca Nieves

· La Bella y la Bestia

· El caso de Hana y Alice