Cultura

La luz verde

Yorbely Castillo

15 de noviembre 2021

Un texto clásico de la literatura estadounidense es el Gran Gatsby, el cual ha sido un libro que ha invitado a las distintas generaciones a analizar sobre la crítica de los nouveaux riches (los nuevos ricos). Sin duda es una historia que emite permite reflexionar e interpretar la estructura socioeconómica de la cultura estadounidense en los años 20.

Durante esta época, cada sábado por la noche, el mundo del jazz iluminaba con su sonar a la gente americana. En la cual la enorme y ostentosa mansión de Gatsby, un hombre adinerado y misterioso para los ojos del público, se transformaba en una enorme y extravagante fiesta con miles de personas desconocidas. Teniendo como propósito ocupar el vacío de Gatsby, quien por una mala jugada del destino fue abandonado de un enamoramiento fugaz por la jóven Daisy. Un amor que terminó gracias a la diferencia de clases.

Cada noche al resplandor de las estrellas, el señor Gatsby observaba constantemente una luz verde que daba al otro lado de West Egg. Aquella luz representaba lo cerca que se encontraba de su amada, pero a la vez lejos, ya que la incertidumbre y la duda lo vuelven todo más difícil.

Años después se vuelven a encontrar, ya siendo Gatsby un señor adinerado e incluso sintiendo el mismo amor que tuvo hace años con la mujer dorada. Él deseaba obtener lo que tuvo en el pasado, pero con un trágico hecho entendió que era imposible.

La obra pertenece a la era del gran sueño americano, la cual refleja cómo el sueño de ser parte de la clase alta es inalcanzable e imprudente. Afirmando que la vieja aristocracia tiene más valor que los nuevos ricos. Esta obra se basa en la experiencia del escritor Scott Fitzgeralg, miembro de la generación perdida, quien hace una similitud con el personaje Jay cuando él intenta impresionar con éxito y riqueza a la mujer que amaba. Dándonos una reflexión sobre que aun con grandes riquezas, uno puede estar vacío y solo, como el Gran Gatsby que creía en la luz verde: el orgiástico futuro que año tras año se alejaba frente a él.

“Los eludo entonces, pero eso no importa. Mañana correremos más lejos, estiraremos más nuestros brazos y una buena mañana así rememos hacia adelante, como embarcaciones contra corriente, arrastradas incesantemente hacia el pasado”. A través de las palabras del autor nos refleja cómo uno no puede regresar hacia el pasado sino que el presente es inevitable y fugaz.

Referencias

Scott Fitzgerald F. (1925). El Gran Gatsby. Estados Unidos: Mirlo.