Cultura

La vida y sus destinos

“Boris” Gutiérrez

22 de marzo 2021

La vida siempre se ha visto de muchas maneras, ya sea como algo bueno, algo malo, una prueba, un mero método de viaje, algo complicado, lo único que importa, algo insignificante si no se tiene con quién compartirla, entre otros. Por esta misma razón, es que este es uno de los temas más recurrentes de los que se habla en la literatura. Sin embargo, dentro de la literatura contemporánea toma suma importancia, pues casi siempre mezclan este con muchos otros o incluso algunos lo han llegado a complementar con el tema del tiempo. Autores como Elena Garro, Ulalume González y José Emilio Pacheco han tomado este tema y lo han desarrollado a su manera en la obra de teatro, el cuento y la novela corta: La señora en su balcón, A cada rato lunes y Las batallas en el desierto. (Si no les gustan los spoilers, sugiero que no continúen leyendo).

En la obra de Elena Garro, La señora en su balcón, se cuenta la vida de Clara, una señora de 50 años. Pero no de manera lineal, pues utiliza el viaje al pasado: la protagonista ve su vida pasar frente a sus ojos. Incluso lo lleva un poco más lejos ya que esta llega a interactuar con su pasado de manera directa. Mientras que el tono es triste, debido a que Clara no llegó a cumplir ninguno de sus sueños y esta obra termina en su muerte; transmite un mensaje muy claro al lector: no abandonar los sueños propios por alguien más debido a que la vida es muy corta y cuando menos se espera, termina.

Ahora, en el cuento de Ulalume González, A cada lunes, se lee la perspectiva de la protagonista, en tiempo pasado de igual manera, de cómo ella disfrutaba su vida, junto con su familia. Sin embargo, varios personajes se entrometieron en su dinámica diaria y esto arruinó todo. Este es un cuento que deja un significado más metafórico que literal. Es bueno tener responsabilidades, mas tomarse la vida tan en serio puede quitarle el mero placer de vivirla.

El último escrito del que se hablará, Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco, trata sobre la historia de Carlitos, un niño que vive cosas normales y algunas inusuales como si fueran una gran aventura. Esta novela corta inicia animadamente, aunque rumbo al final toma un tono triste y termina en incertidumbre sobre si algo de lo que le ocurrió pasó. Esta deja un mensaje que a pesar de ser triste, no deja el realismo de lado; rumbo al final de la vida de cada uno, tiende a ser inevitable que muchos olviden o no sepan si algo que “vivieron” es cierto. Lo importante es vivir de la manera que uno quiere y no dejar que se malgaste la oportunidad que se le dio.

Finalmente, el tema de la vida es muy importante pues de eso tratan muchos textos. Al igual, es tan extenso que no se puede analizar únicamente con tres relatos. Aunque con estos tres, uno se puede ir dando cuenta que los autores no piensan de manera tan distinta en cuanto al valor de la vida y porque se debe aprovechar al máximo.