Cultura

Los nuevos restos humanos.

ARANTXA LOSA

04 de octubre 2021

A lo largo de la historia de la humanidad el hombre ha sabido dejar su marca en el mundo y mientras pasa esto, los descubrimientos tecnológicos han evolucionado a un punto inimaginable, ciertamente es impresionante lo que el ser humano ha llegado a desarrollar, sin embargo toda causa tiene consecuencias, a medida que se progresa en algunas cosas se deterioran otras.

Estamos en un punto de la vida donde todo puede ser digitalizable, lo que proporciona acceso a infinitas posibilidades de recursos, aumenta el entretenimiento, los medios de comunicación y facilita la educación, impulsa la creatividad, mejora los procesos de trabajo, simplifica tareas y genera empleos. Realmente los beneficios al darle un buen uso hacen que todo parezca más eficiente, sin embargo los malos usos de esta implican la destrucción personal y social. Por otro lado, el uso correcto e incorrecto de la tecnología digitalizable tienen algo en común: la huella de carbono digital.

Solemos pensar que al usar dispositivos electrónicos se genera menos contaminación, uno de los ejemplos más cotidianos es la escuela, se reemplazaron los materiales físicos con computadoras y tabletas para disminuir el uso de agentes contaminantes y reductores para el medio ambiente, sin embargo no podría haber mayor contaminante que la tecnología con fuentes de energía no renovables.

La huella de carbono digital se genera al utilizar dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, computadores, tabletas o relojes inteligentes, con los que se pueda navegar en internet, esta producción de actividad es rastreable y se divide en pasiva (cookies: fragmento de información en páginas web enviado al navegador, donde su ubica cada visita a sitios) y activa (publicaciones, comentarios,likes: participación), que termina siendo almacenada en servidores. Cada búsqueda en internet libera 0.2 gramos de dióxido de carbono, dado que al final los servidores son objetos físicos conectados a redes eléctricas que consumen mucha energía.

Naturalmente la desinformación sobre el internet sólo está relacionado con amarillismo, información falsa y factores de cuidado sobre el consumo, conociendo los impactos de la tecnología más comunes, pero por otro lado se ignora la existencia de la contaminación generada por la red.

Como antecedentes existen datos recopilados por los archivos de los servidores, así como:

-Un estación base de conexión (5G) triplica a la anterior (4G) sin considerar que no elimina a la otra.

-En 2018 ver vídeos en plataformas de internet generó más de 300 toneladas de dióxido de carbono.

Es importante difundir este tipo de información para impulsar la educación del uso tecnológico, la digitalización y crear una cultura amigable respecto al tema para tomar acción, dándole mayor duración útil a lo que nos da vida, siendo conscientes del impacto de nuestras acciones para generar una huella importante, pero no de carbono.


Referencias

Huella de Carbono Digital. (2021, 30 junio). YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=Oe0lBRdKh_Y

Ecuador, S. C. (2021, 8 abril). Algunas soluciones a la huella de carbono digital. Smart City Ecuador. https://smartcityecuador.com/soluciones-huella-de-carbono-digital/