Cultura

Salvar el fuego, la novela con tintes skakespearianos

Carlos Zebadúa

22 de Marzo 2021

La última novela de Guillermo Federico Arriaga Jordán, ganadora del premio Alfaguara 2020, ha provocado ovaciones y aplausos por parte de lectores y escritores. Salvar el fuego es una novela de ficción que cuenta con un romance shakespeariano y una representación de la bipolaridad mexicana al puro estilo del guionista y novelista mexicano.


La historia pone a prueba al lector en muchas ocasiones mediante la reflexión del desinterés. El racismo, la indiferencia social y el narcotráfico rodean el encuentro de los amantes y protagonistas como una realidad innegable. Además, como bien lo sabe hacer Arriaga, esta paradoja de la sociedad mexicana se ve cimentada en los mundos distantes de ricos y pobres.


Como protagonista, el libro cuenta la historia de Marina, una coreógrafa y bailarina casada, madre de tres hijos que, ensimismada por los lujos de la clase alta, se verá confrontada por una realidad ignota al conocer a un presidiario en el Reclusorio Oriente.

El encuentro será origen de una travesía desafiante y hasta cierto punto incontrolable. Los mismos personajes se verán arrastrados por las ineluctables circunstancias.


La estructura combina la narración múltiple de tal forma que la novela cuenta con una fluidez y suspenso magnánimos. Con el libro exiguo de capítulos y lleno de historias inconexas en un sentido temporal y espacial, la historia cobra un atractivo enorme. Inteligentemente, los relatos dejan migajas y preguntas con tal de tenerte atrapado en el asiento. Además, gracias a la distinta escala de narradores a lo largo del libro, este te brinda una diversidad intrigante y fuera de serie en la clase de personajes.


Aunque el narcotráfico y la guerra contra el crimen forman parte de la ficción, este no es el núcleo de la historia; la inclusión del narco en la novela simplemente se ve aplicada por el contexto del México contemporáneo. De todas formas, su integración sirve para concientizar sobre la calada por parte del crimen organizado en las vidas de los mexicanos y mexicanas de la época contemporánea.


Cabe mencionar que otra de las virtudes de la narración es el lenguaje coloquial. Como herramienta de fidelidad y estética literaria el autor imprime de forma destacable la palabra jergal mexicana. Refranes, dichos y la calculada deformación del lenguaje brindan una escritura fina y una autenticidad en los personajes de distintos mundos.


Definitivamente si eres fan de películas como Babel, Amores Perros y 21 gramos, o textos como Un dulce olor a muerte, El búfalo de la noche y El Salvaje te encantará la más reciente novela del autor de los títulos anteriores, Guillermo Arriaga: Salvar el fuego, premio Alfaguara 2020.