Cultura

To Weeb or To Geek.

La perspectiva de un prejuicio

“Boris” Gutiérrez.

15 de noviembre 2021

¿Ustedes saben cuál es la diferencia entre un villano y un supervillano? La PRESENTACIÓN. Muchas veces antes de conocer a alguien, juzgamos su carácter y esto llega a crear expectativas que pueden no ser buenas. Es por esta misma razón que muchas personas, animales y criaturas, en la ficción (y en la realidad) se crean estos villanos, o supervillanos, sin que realmente exista un mal dentro de ellos.

Este problema se ve reflejado en muchos largometrajes, cortometrajes y series, al igual que es expresado de diferentes maneras. De las películas de las cuales hablaré hoy, se encuentran Shrek y Zootopia en los primeros lugares. En ambos casos, estos personajes no son malvados en primera instancia. Sin embargo, por las expectativas de los que están alrededor de ellos, es que se comienza a crear este carácter “malo” dentro de ellos. Por eso mismo, no les permiten (a Nick, ni a Shrek) desarrollar o encontrar una manera de redimirse antes de haber causado alguna situación o problema que validen esa misma expectativa. Aunque con la llegar de un tercero, logran ir corrigiendo y por algún sacrificio de sí mismos, rompen con ese pensamiento.

Ahora bien, como mencioné antes, hay muchas maneras de representar el tema de la maldad. Así que la siguiente cinta, tiene un enfoque diferente para éste mismo. En el párrafo precedente, no se les da la oportunidad a los personajes de probar su bondad y/o maldad antes de ser juzgados. Pero en el caso de Megamente, como siempre causa problemas; la gente comienza a pensar, decir y tratarlo como a alguien que es malo. Por eso mismo, él decide que si va a ser malo, será el peor de todos. No obstante, entre más se desarrolla la historia, éste comienza a darse cuenta que fracasa siendo supervillano porque realmente no lo es. Solamente internalizó lo que los demás creían de él. Por lo que después de tocar fondo y perder a quienes quiere, consigue llegar a un punto en donde puede distinguir el bien del mal y toma una decisión para ser lo que realmente es en el interior.

El último ejemplo para esta cuestión es el anime, Demon Slayer. Si bien, también tiene otra perspectiva para tratar el mismo asunto, esto es lo que sería la

manera “ideal” de abordar a los demás, en cuanto a tema de villanos y maldad (en la ficción y la realidad). A pesar de que es generalmente pensado que los demonios son malos por naturaleza en cualquier caso y sin excepciones, en esta animación, se rompe esta expectativa. Después de que Nezuko se convierte en demonio, todos comienzan a temerle o a quererla matar puesto que los demonios solo hacen mal. Es aquí donde, ella junto con su hermano, prueban que es errónea su teoría, puesto que no hace ningún daño, ni ataca a ningún humano. A pesar de que estuviera mal juzgarla sin antes ver cómo era, éste es el escenario “ideal” para un villano en potencia, pues lo que todos los demás pensaban sobre ella, no afectó el cómo es en realidad.

A veces no es lo que uno tiene dentro lo que lo hace ir en contra de sus principios, sino que lo que los demás piensan a veces llega a ser tan imponente que uno acaba creyéndolo también. No hace falta recalcar que este problema existe también en la realidad. Por lo que la ficción deja enseñanzas para nosotros aplicarlas y así entendernos mejor y no ayudar a la “creación” de villanos reales.