Deportes

¿Las normas para salvar la temporada?

André Martínez Juárez

15 de noviembre 2021

El sueño de todos los culés se hizo realidad: Xavi Hernández se convirtió en el entrenador del FC Barcelona. El histórico mediocampista, que lo ganó absolutamente todo con los blaugranas, está de vuelta en casa pero ahora como responsable del primer equipo. Xavi había estado “curtiéndose” desde que dejó el territorio catalán en 2015 jugando y luego dirigiendo en el Al-Sadd de Catar. Ahora en 2021, el de Terrassa vuelve a un club que se parece muy poco al que él dejó.

Por esto es que se ha revelado que el nuevo entrenador culé ha llegado con una estrategia muy particular para sacar al equipo de la crisis y recuperar el mejor nivel de varios jugadores. Xavi tiene la intención de traer de vuelta varias de las costumbres y prácticas de cuando él era jugador para mejorar la convivencia, la disciplina y la manera de entrenar para obtener un mejor resultado en la cancha.

De acuerdo al Diario Sport, se han establecido normas en el vestuario que si no se acatan, podrán desembocar en multas económicas o incluso deportivas. Algunas resultan sorpresivas porque se daban como un hecho en anteriores etapas pero con el paso de los años, los jugadores comenzaron a evitar o ignorar varias de ellas y no había ninguna sanción.

Para comenzar, los futbolistas del primer equipo están citados 2 horas antes de cada entrenamiento para tener tanto el desayuno grupal, especificado por la nutricionista del club, así como para tener sesiones de gimnasio individualizadas. Una vez en el entrenamiento, Xavi quiere tener un seguimiento personalizado de los jugadores y por eso es que dependiendo de las posiciones de cada futbolista es que se le dará trabajo específico además del grupal.

La norma que parecería más sencilla pero que tiene la intención de crear una mejor comunión, es la de que todos al llegar tienen que dar la mano al entrenador, a los miembros del staff y a sus compañeros. Por otro lado, los futbolistas tampoco podrán hacer uso del teléfono en la ciudad deportiva, en el vestidor ni en el autobús del equipo en días de partido. De hecho, se estableció que está prohibido emplear redes sociales o cualquier otra plataforma parecida el día previo al partido y el día de partido.

La lista de normas de Xavi continúa y es que se pondrá un límite a la cantidad de viajes personales de los jugadores que estén fuera del día a día del club. Por ejemplo, esto impedirá que Gerard Piqué esté en la Copa Davis el martes 16 de noviembre en Madrid. De igual manera, los futbolistas no podrán llegar tarde a casa desde 48 horas antes de un partido. Es decir, si juegan el sábado, desde el jueves tienen que respetar la norma y llegar a una hora “decente” a su casa.

Finalmente, la regla más lógica de todas es que queda estrictamente prohibida la práctica de deportes de riesgo. Esto parecería una obviedad pero hay varios jugadores que parecían no comprender esta situación que los exponía de forma innecesaria.

Estas normas por sí solas no harán que el Barcelona empiece a ganar partidos pero Xavi dejó muy en claro que es necesario establecer límites, mejorando el plano profesional y así se estará más cerca de estar en el nivel óptimo para competir y de ahí de ganar. El nuevo entrenador del Barça ha comentado que en un club tan grande, no se pueden permitir más errores y sólo se debe pensar en ganar.

Veremos cómo le va, con la cuesta arriba que está el panorama, y si estas normas ayudarán a salvar la temporada del club catalán.