Deportes

México confirma a sus nuevos ídolos deportivos

André Martínez Juárez

15 de noviembre2021

En un país casi totalmente dominado en materia deportiva por el fútbol, dos figuras se han alzado por encima de otras. Una figura que no se cansa de coleccionar títulos y otra que ha dado un paso al frente y le ha plantado cara a los mejores de su categoría. El primer fin de semana de noviembre acapararon las portadas y fueron tendencia a nivel nacional en todas las redes sociales. Estoy hablando de Sául “Canelo” Álvarez, que se convirtió en el campeón unificado de peso supermediano y de Sergio “Checo” Pérez, que fue 3ro en el Gran Premio de México.

En materia automovilística, el Autódromo Hermanos Rodríguez fue una fiesta. A lo largo del fin de semana del Gran Premio, hubo más de 300,000 asistentes pero por un momento muchos millones más sintieron la pasión que se vivía a lado de la pista. Esto porque a la mitad de la carrera, “Checo” Pérez llegó a liderar y se soñó con el primer lugar en el podio para el mexicano. Esta ilusión la rompió una parada en los pits pero se vio compensada por una postal increíble: el mexicano siendo cargado por sus compañeros de la escudería y con la bandera de México en sus manos.

Fue un momento extremadamente especial y se escribió el nombre de “Checo” en la historia, al ser el primer mexicano en subir al podio del Gran Premio de México en la historia. El ganador de esta carrera fue su compañero de Red Bull, Max Verstappen, no obstante para todos los mexicanos lo fue Sergio Pérez.

El mismo tipo de emociones se levantaron el día anterior, cuando en el MGM Grand Arena de las Vegas, “Canelo” venció por knockout a Caleb Plant. Álvarez ha tenido grandes victorias en estos últimos años, sin embargo, siempre se le cuestionaba por la calidad de sus rivales. Sin embargo, es una realidad que el tapatío solo tiene una derrota en su carrera y ocurrió en el lejano 14 de septiembre de 2013 contra Floyd Mayweather.

El boxeador mexicano necesitaba una victoria para callar a sus detractores y lo consiguió derrotando a Plant, logrando unificar los 4 títulos y convirtiéndose en el dominador de las 168 libras. Habrá todavía algunos que piensen que tiene que hacer más para llegar a igualar a leyendas como Julio César Chávez, pero apenas teniendo 31 años, tiene mucho tiempo para intentar alcanzarlo.

Fue un fin de semana mágico para el deporte mexicano y fue una prueba de que aunque el fútbol sea probablemente el deporte más popular, cuando los mexicanos destacamos en otras disciplinas, son bastante reconocidos. “Checo” y “Canelo” son el mejor ejemplo de ello y probablemente se están volviendo la fuente de inspiración de varios en nuestro país y en otros. Habrá que ver cuántos éxitos más logran, sin embargo, no se puede negar que México ha terminado de confirmar a sus nuevos ídolos deportivos.