Deportes

Ruptura total

Rodrigo Barragán Garza

13 de septiembre 2021

La travesía de Ben Simmons en los Philadelphia Sixers ha llegado a su fin. La franquicia philly, tras un final de temporada decepcionante, no está dispuesta a dejarlo salir. Sin embargo, tendrá que reconsiderar su postura ya que la decisión del base australiano es definitiva: no quiere seguir en el equipo ni bajo las órdenes de Doc Rivers ni un minuto más. Esta decisión fue conocida en primera mano por sus compañeros de la forma más inesperada. Joel Embiid, Tobias Harris y Matisse Thybulle, figuras de la franquicia, y gran parte del equipo estaban dispuestos a viajar a Los Ángeles para intentar convencer al jugador para que reconsidere su postura.

La respuesta de Simmons fue clara y tajante. Horas antes de que sus compañeros se subieran al avión para poner rumbo a California, el base australiano se puso en contacto con ellos y les dijo que desistieran de sus intenciones. Él no quería que perdieran el tiempo porque no pensaba cambiar de opinión. Ahora, la marcha de Simmons parece un hecho y así lo dejó entrever su agente, Rich Paul, al exjugador Jay Williams. “Queremos salir. Queremos salir. E iremos hasta donde tengamos que llegar para salir de allí. Queremos estar en cualquier lugar menos en Filadelfia", señaló Paul.

Darle salida a Simmons no será fácil para la franquicia Sixer. El principal escollo para su traspaso es el económico. Simmons tiene cuatro años más de contrato por un total de 147 millones de dólares, incluidos los 33 millones que ganará la próxima temporada. Si sigue con la postura de no volver a jugar, los Sixers podrían multarle por cada ausencia. Según los Sixers, se ha explorado algunas vías de traspaso, pero las ofertas que recibieron fueron decepcionantes para tratarse de un jugador que ha sido All-Star. Tanto el presidente de operaciones de los Sixers, Daryl Morey, como el entrenador Doc Rivers, le habrían dicho a Simmons que contaban con él para el primer entrenamiento y para el resto de la temporada como escudero de Joel Embiid, algo que el base ya ha dicho que no quiere hacer.

El convenio colectivo de la NBA da la posibilidad a los Sixers de retener el salario de Simmons si no presta sus servicios. Asimismo, la franquicia tiene su propio conjunto de normas, que incluyen multas por faltar a los medios de comunicación y cada entrenamiento perdido. Cada partido al que no acuda puede costarle $277,613 dólares.

El base australiano ha estado envuelto en un sinfín de rumores sobre a cuál equipo podría ser cambiado. Hasta ahora, se conoce el interés de los Houston Rockets, Indiana Pacers, Portland Trail Blazers, Toronto Raptors y Minnesota Timberwolves. Sin embargo, como ya se mencionó, el precio que pide a cambio la oficina de los Sixers es muy alto. A pesar de todos los contrapesos, el traspaso se puede hacer realidad ya que los Sacramento Kings viven una situación similar con el escolta Buddy Hield, quien tampoco está a gusto con el conjunto de la Conferencia Oeste y su relación se ha venido deteriorando desde la campaña pasada. Durante el verano surgieron informes de que Philadelphia quería un paquete de cambio de los Kings en el que estuviera involucrado el nombre de De’Aaron Fox, otro jugador de la plantilla y al menos dos selecciones del draft.

Marca Basket. (27 de septiembre de 2021). Sixers-Simmons, ruptura total: no hay vuelta atrás. Marca. Recuperado de https://www.marca.com/baloncesto/nba/2021/09/27/61519630ca474152418b457b.htmlMarca Basket. (21 de septiembre de 2021). Ben Simmons no volverá con los Sixers: cada ausencia puede costarle 227.613 dólares. Marca. Recuperado de https://www.marca.com/baloncesto/nba/2021/09/21/614a42a7e2704e12848b45a7.html?intcmp=MNOT23801&s_kw=2Martínez, F. (2021). Pronóstico NBA: El equipo al que será cambiado Ben Simmons [Sitio web]. Recuperado de https://fansided.com/es/posts/pronostico-nba-equipo-sera-cambiado-ben-simmons