Entretenimiento

Los siete pecados capitales

El Borrego Viudo

04 de octubre 2021

Justo acabo de ver el anime de “The seven deadly Sin” y de ahí jale inspiración, tons agarrense que me les voy. Las tentaciones están por todos lados y es importante no perder el rumbo. Todos tenemos cola que nos pisen, así que no se espanten si se identifican con alguno de los siguientes pecados, aún están a tiempo de corregirse, libren su cuerpo de todo mal antes de que los DA recaigan sobre ustedes.


Pereza:

Identifíquelos como esos Borregos que sólo ves en los días del examen, tienen siempre su cámara apagada y si van al tec(de forma obligada) estarán en pijama. Muy probablemente no se han bañado en varios días.

Lujuria:

Todo ese borrego que disimuladamente te manda un mensaje por WA y un fueguito por Instagram. Igual aplica para esos atascados que se inscriben a clase de baile y no se pierden las clases de salsa para ligar.

Gula:

Este aplica para aquellos indecentes que se echan su torta de tamal con la cámara prendida en clase de 7 de la mañana (inviten :c ). También aplica para todo lo que en clase presenciales se atascan su sandwich de atún en learning apestando el lugar.


Avaricia:

Estos pecaminosos se distinguen por su falta de memoria a la hora de hacer las cuentas, nunca traen pa’ la propina y siempre te piden los apuntes, que siempre salen con mejor calificación que tú usando tus apuntes.


Ira:

Aquí encontramos a los compañeritos que nada les parece, ya sea el día del examen, el salón, la calificación, “el profe la trae contra mí”. El chiste es hacerla de pedo, hacer un drama. Un ejemplo de ira puede ser cada 5 semanas con las calis.


Envidia:

Entiéndase como el estudiante que no sólo quiere que le vaya bien, sino que además quiere que a ti te vaya mal. Siempre está intentando lucirse con el maestro y se molesta si alguien aporta algo bueno a la clase. No deja que el resto hable.


Soberbia:


En general, todo el que piense un cerebrito que cambiará al mundo, cree que es el epítome de la evolución y el conocimiento. En especial, los ingenieros.