Internacionales

Círculo de cruces, círculo de luto, círculo de justicia

Marianne Milner

1 de Marzo 2021

Desde el inicio de la pandemia, la violencia de género en latinoamérica ha aumentado, las paredes de las casas encubriendo la violencia, y la soledad de las calles dejando al mundo ciego. En Guatemala, uno de los países con los números más altos de feminicidios en latinoamérica, las cifras han aumentado, y el miedo ha crecido. En marzo de 2019, el Ministerio Público había recibido 5,159 denuncias por violencia de género, y un año después, 2020, se recibieron 3,569. A pesar de ser el primer mes con la pandemia, esta siendo uno de los factores principales en la nueva ola de violencia, se estima que los números bajaron debido al temor o a circunstancias peligrosas en el ámbito doméstico, impidiendo que las víctimas pidieran ayuda (Rabanales y Mazariegos, s.f.) o justicia. Como respuesta, el país y las organizaciones ‘Mujeres Transformando el Mundo, el Grupo Guatemalteco de Mujeres, la Fundación Sobrevivientes, entre otras organizaciones feministas, han activaron sus propias líneas de emergencia’, pero no fueron ni han sido suficientes (Rabanales y Mazariegos, s.f.).

En la última semana de enero, la Plaza de la Constitución en la Ciudad de Guatemala, también conocida como la Plaza de las Niñas, fue usada como centro de protesta, en donde se formó un círculo de cruces rojas y de llanto lleno de tristeza y de una necesidad de justicia. Descrito como un círculo de dolor, las cruces simbolizaron los 42 feminicidios que han ocurrido en el país desde el inicio del 2021. A lado de ellas, se colocaron pedazos de ropa de las víctimas con sus nombres escritos en hiz, y en medio de dos de ellas (las cruces), se colocó una paloma con la palabra esperanza escrita a lado (España, 2021).

Al luto mezclado con la manifestación, atendieron los medios nacionales y familiares de las víctimas, al igual que feministas pertenecientes a organizaciones del movimiento social. Rosa Gallardo, de la Colectivo de Mujeres 8 de Marzo, dijo ‘Si tocan a una, respondemos todas. Si matan a una, se levantan todas. Hay que romper el silencio. Hay que decir aquí estamos presentes’ (España, 2021). Como respuesta a estas exigencias de justicia, el procurador de Derechos Humanos del país, Jordán Rodas, dijo ‘pareciera que estamos en una guerra contra las mujeres, lo peor es la indiferencia de las autoridades, no hay ninguna reacción o alguna propuesta. Estas últimas cifras son un escándalo a nivel mundial’, resaltando la necesidad del presidente de crear un plan nacional para combatir la violencia de género (Sapalú, 2021). A pesar de luego recibir una respuesta por parte del gobierno del país, en contra de esta violencia y la desaparición de menores, muchas permanecen escépticas de la acción, o falta de, que habrá por parte de las autoridades. Como muchas notas periodísticas detallaron, las manifestantes dejan claro que Guatemala no es un país seguro para ser mujer, y que esto no es sólo resultado de una cultura patriarcal, pero de la violencia sistemática que surge gracias a la desviación de recursos (provenientes de impuestos) que podrían ayudar a las víctimas o a la prevención de violencia (Sapalú, 2021).

Rabanales, M. Mazariegos, M. (s.f.). ENCERRADAS Y EN SILENCIO: DENUNCIAR DURANTE LA CUARENTENA EN GUATEMALA. Ocote. Recuperado de: https://www.agenciaocote.com/blog/2020/04/30/encerradas-y-en-silencio-denunciar-durante-la-cuarentena-en-guatemala/A CUARENTENA EN GUATEMALAEspaña, M. (2021). Protesta por ola de feminicidios: 42 mujeres fueron asesinadas en lo que va del 2021. Nodal. Recuperado de: https://www.nodal.am/2021/01/guatemala-protesta-contra-ola-de-feminicidios-42-mujeres-fueron-asesinadas-en-lo-que-va-del-2021/ Sapalú, L. (2021). Mujeres se manifiestan contra los femicidios en Guatemala. El periódico. Recuperado de: https://elperiodico.com.gt/nacionales/2021/01/24/mujeres-se-manifiestan-contra-los-femicidios-en-guatemala/