Internacionales

Ecocidio, y genocidio en Brazil: las políticas conservadoras de Bolsonaro

Marianne Milner

13 de Septiembre del 2021

Desde su elección, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha promovido y permeado su agenda de derecha en su relación con las naciones y comunidades originarias en el país, agravando la crisis climática y dificultando la lucha por sus derechos. Desde llamarlos monos, indios, y personas no humanas (Survival, n.d.), Bolsonaro actualmente está apoyando la reforma 490/2007 (Human Rights Watch, 2021), cuyo propósito es ‘evitar que los pueblos indígenas obtengan el reconocimiento legal de sus tierras tradicionales si no estaban presentes físicamente allí el 5 de octubre de 1988, el día en que se promulgó la Constitución de Brasil’. Esta reforma solo promueve y agranda la discrimnación sistémica en contra de las naciones originarias, lo cual ha tenido y tendrá consecuencias en su derecho de propia determinación, en la destrucción del medio ambiente, y en la distribución de recursos naturales del país.


El derecho de la propia determinación, establecido como ‘[Todos] los pueblos tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural’ (Minority Rights Group International, n.d.) por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, un documento multilateral, es imprescindible en la lucha de los derechos de las naciones originarias de Brasil. Al no reconocer que ciertas tierras les pertenecen mediante procesos y documentos legales, estas naciones no podrán habitar, trabajar o existir en tierras que son sagradas y pertenecientes a ellxs previa la conquista española. Esto también contradice a la lucha actual de restaurar la democracia en Brasil tras varias dictaduras y crisis económicas desde los años 1960s, parte de la promesa política del actual presidente.


En cuanto a la destrucción del medio ambiente, el propósito del estado al pasar estas reformas, además de tener más control territorial, es el ‘crecimiento económico’ que quieren obtener al abrir minas y proyectos infraestructurales para compañías fuera del país. Un ejemplo han sido las consecuencias en el Amazonas, ya que los incendios, la tala ilegal de árboles e inversiones extranjeras de construcción (y extracción de oro y magnesio) causaron que la deforestación creciera un 67% entre junio de 2020 y junio de 2021. Esto no sólo afecta a la crisis climática global, sino que permite la destrucción de territorios de las comunidades indígenas. (Aljazeera , 2021).


Debido a estas medidas económicas y políticas, la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil, una organización Indígena del país, está en el proceso de demandar a Bolsonaro con la Corte Criminal Internacional por geocidio y ecocidio. Ambas palabras implican ‘matar’ (por el -cidio), el primero relacionado con la destrucción de un grupo, específicamente de las naciones indígenas, y el segundo con la destrucción al medio ambiente. La coordinadora legal de la organización, Eloy Terena, dijo que los [...] hechos en curso en Brasil que constituyen crímenes de lesa humanidad, genocidio y ecocidio’ (Aljazeera, 2021)


A pesar de todos los impedimentos legales promovidos por el estado Brasileño, las naciones originarias han vivido más discrimianción y opresión a lo largo de la pandemia por varias razones. Además de tener poco acceso al sistema de salúd y un presidente poco alineado con seguir o promover los protocolos sanitarios para frenar la pandemia, mucha de la información preventiva de COVID no está accesible a estas naciones por falta de internet, o por no estar traducida a sus propias lenguas. Esto es otro ejemplo de discriminación sistemática promovida por el gobierno Braisleño, la cual ha dejado aún más vulnerable a ese sector de la población (UNICEF, n.d.)


Esencialmente, la lucha por los derechos de las naciones y comunidades originarias es una en contra de políticas racistas y capitalistas que priorizan el crecimiento económico a costa de sus vidas y del planeta, los cuales deben ser contrarrestados por procesos burocráticos y poco eficaces. Es una lucha histórica y actual que merece más atención mediática y presión internacional; las comunidades lucha, pero nosotrxs luchamos con ellxs.

Aljazeera. (9 de agosto, 2021). Brazil Indigenous group sues Bolsonaro at ICC for ‘genocide’. Retrieved from https://www.aljazeera.com/news/2021/8/9/brazil-indigenous-group-sues-bolsonaro-at-icc-for-genocide
Aljazeera. (11 de junio, 2021). Deforestation in Brazil Amazon rainforest soars 67 percent. Retrieved from https://www.aljazeera.com/news/2021/6/11/deforestation-in-brazil-amazon-rainforest-soars-67-percent
Human Rights Watch. (24 de agosto, 2021). Brazil: Reject Anti-Indigenous Rights Bill. Retrieved from https://www.hrw.org/news/2021/08/24/brazil-reject-anti-indigenous-rights-bill
Minority Rights Group International. (n.d.). Self-determination. Retrieved from https://minorityrights.org/law/self-determination/
Survival. (n.d.). What Brazil’s President, Jair Bolsonaro, has said about Brazil's Indigenous Peoples. Retrieved from https://www.survivalinternational.org/articles/3540-Bolsonaro
UNICEF. (n.d.) Indigenous youth open up about the impact of the COVID-19 pandemic on their communities. Retrieved from https://www.unicef.org/brazil/indigenous-youth-open-about-impact-covid-19-pandemic-their-communities