Internacionales

La punta del iceberg

Nadia Vega

4 de octubre del 2021

Nuestra generación, es una generación que está marcada por el calentamiento global y sus efectos. Los cambios en la tierra son tan rápidos, que detectar o definir un patrón climático se ha vuelto una tarea imposible para los climatólogos y distintos especialistas a nivel mundial.


Las sequías, los huracanes, los incendios, la pobreza y la destrucción, son tan solo algunas de las consecuencias que año tras año han impactado de por vida al planeta; no obstante, uno de los fenómenos más infravalorados, es el derretimiento de los polos.


Hoy en día la placa polar se encuentra en un mínimo histórico que dispone reducir los glaciares de manera significativa dentro de 5 años y desaparecerlos por completo dentro de 30 o 40 años. La capa de hielo de Groenlandia está perdiendo alrededor de 282 gigatoneladas de hielo por año, equivalentes a aproximadamente 50,000 pirámides de Giza. Sin mencionar que el aumento del nivel del mar es 2,5 veces más rápido que hace una década y el agua amenaza con sumergir islas y ciudades enteras.


Los patrones de tiempo en el Ártico cada vez se desajustan más; el hielo marino es más inestable, los inviernos son más fríos o más cálidos y la temporada de lluvia es más larga o más corta. Estamos hablando de un desequilibrio de temperaturas en el clima y el mar que ponen en riesgo a todas las especies del ecosistema. Sin embargo, a pesar de lo catastrófico que ya se pinta tal escenario, esto no es más que la punta del iceberg. Ninguna parte del planeta, ni el planeta mismo, se encuentra exento de los impactos de este fenómeno. El deshielo impactará a largo plazo el acceso al agua, la producción de alimentos, la pesca, la generación de energía y las actividades económicas a nivel mundial, en particular a las comunidades ya vulnerables.


El derretimiento encima, está cambiando la morfología de la tierra. Los polos terrestres no son estáticos y desde los años 90, la pérdida de los glaciares ha provocado que el eje de la tierra se desplazara. La distribución del agua en el planeta, así como la de las capas de hielo y el flujo del manto, están afectando la rotación del planeta sobre su propio eje, volviéndolo menos estable por una sobre carga lateral.


¿Hasta qué punto vamos a permitir que avance el calentamiento global? ¿Realmente queremos llegar a esa catástrofe?

No. No queremos y tampoco podemos darnos ese lujo.



National Geographic. (2021). El cambio climático está alterando el eje de la tierra, demuestra un nuevo estudio. Recuperado de: https://www.ngenespanol.com/ecologia/el-cambio-climatico-esta-alterando-el-eje-de-la-tierra-demuestra-un-nuevo-estudio/amp/?__twitter_impression=true
Álvarez, C. (2020). El ártico está ya cambiando a un nuevo estado climático totalmente diferente. Recuperado de: https://elpais.com/sociedad/2020-09-15/el-artico-esta-ya-cambiando-a-un-nuevo-estado-climatico-totalmente-diferente.html?outputType=amp&__twitter_impression=true
La opinión. (2021) El calentamiento derrite tanto hielo que ya deforma la corteza terrestre. Recuperado de: https://www.laopiniondezamora.es/verde-y-azul/2021/09/26/calentamiento-derrite-hielo-deforma-corteza-57705833.amp.html?__twitter_impression=true
National Geographic. (2019), Las consecuencias de una tierra sin hielo. Recuperado de: https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/consecuencias-tierra-sin-hielo_1474
Tecchio, C. (2019). Deshielo de los glaciares: ¿Cuáles son las causas y consecuencias?. Recuperado de: https://es.ecobnb.com/blog/2019/08/deshielo-de-los-glaciares/