Internas

Y tú, ¿qué vas a hacer hoy?

Shirley Morgana Quiroz Carbajal

8 de Febrero 2021

Si bien sabemos que 2020 no fue el mejor año, este nos dio nueve meses para reflexionar y cambiar nuestras vidas. Nos negamos, nos enojamos, nos frustramos y nos dolió pero igual tuvimos que “aceptarlo” y nos adaptamos.

Ahora comienza un nuevo año y con este un nuevo semestre lleno de oportunidades y retos diferentes, donde somos nosotros los únicos que decidiremos si somos aptos para enfrentarlos o si preferimos estancarnos. No obstante, soy de las que opinan que es mejor tratar y fracasar en el intento, a nunca haberlo hecho. Por eso, también necesitamos entender que es normal si nos sentimos inseguros o incluso perdidos al inicio, y más ahora que la certeza del mundo ha cambiado y nosotros ídem, más no significa que tengamos que darnos por vencidos.

Por más cliché que suene, la vida sigue y uno tiene que aprender a levantarse nuevamente. No podemos dejar que nuestras vidas sigan en pausa por más tiempo, un año fue suficiente. Es hora de que pongamos en acción, con responsabilidad y conciencia, todos los aprendizajes y lecciones que nos ha dejado el confinamiento hasta ahora. Es decir, tarde o temprano sabíamos que iba llegar el día en el que tendríamos que seguir adelante, así que si todavía no lo has hecho ¿por qué no hoy? Teniendo tantos ejemplos de gente que lo intenta y que ha dado su mejor esfuerzo todos los días ¿por qué nuestras excusas tendrían que continuar siendo más fuertes que nosotros?

Es cierto que el virus nos ha quitado mucho y que la mayoría de las cosas como las conocíamos cambiaron, pero algo por lo que debemos estar muy agradecidos es tener la oportunidad de seguir estudiando. Este, como el de permanecer en casa, es un privilegio con el que pocos cuentan y que no muchos aprecian. Es por eso que debemos aprovecharlo al máximo pues, lo que aprendemos cada día nos ayuda a ser mejores, es la manera en que nosotros aportamos y formamos parte de la solución.

Aún cuando nuestras vidas no son como pensábamos que serían hace un año y quizá tampoco nos encontremos en donde deseábamos estar, no podemos ignorar ni olvidar todo lo que hemos vivido y ganado en estos últimos meses. Ya sea que aprendiste a cocinar una nueva receta o un nuevo idioma, ordenaste tu cuarto, creaste una nueva rutina, conviviste con tu familia, te conociste mejor, cambiaste de look o viste muchas series, te has sumado y adaptado para seguir adelante.

Eres una nueva versión de ti y estoy orgullosa de que tomemos todo lo que somos y lo usemos para comenzar un nuevo semestre. Tal vez no estemos listos pero al menos estamos juntos. Yo hoy decido creer que, en el camino, crearemos las mejores soluciones, y tú, ¿qué vas a hacer hoy?