Nacionales

A Cristo lo mataron por predicar el amor, no quiero que a ellas las maten por lo mismo

Christian Carlos Granados López

22 de Marzo del 2021

El amor de Cristo lleva a pensar a la iglesia que, al actuar así, él murió voluntariamente por todos, entonces todos murieron porque él se sacrificó; y él murió por todos, para los que ya no viven para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Estamos cercanos a Semana Santa y es inevitable hablar del tema central al que hace apología aquella celebración, a la crucifixión del Mesías, quien fue asesinado por una institución, después esta misma institución lo santificó logrando explotar su imagen a favor de ella para enriquecerse descaradamente matando de nuevo, a Cristo.

De acuerdo a las sagradas escrituras, Cristo fue asesinado por predicar el amor, por enseñar que entre nosotros no existían diferencias, pero al parecer en este país las diferencias son remarcables por ser de un tono de piel, origen, género o sexualidad distinto, cometiendo el mismo acto atroz pero esta vez no hacia Cristo sino hacia aquellas mujeres que por predicar el amor y sentirse orgullosas de ser quienes son. Asesinadas, pero aún más olvidadas que los feminicidios quedan enterradas por impunidad, por supuesto me refiero a las mujeres trans.

Después de Brasil, México ocupa el segundo lugar en América Latina donde se perpetran más transfeminicidios, el gobierno no tiene estadísticas oficiales o que sean lo suficientemente confiables para determinar cuántos transfeminicidios verdaderamente han ocurrido, quedando más impunidad para los transfobicos asesinos.

Tenemos el caso que más ha generado ruido de esta situación, el de Kenya Cytlaly Cuevas, quien es una mujer transgénero que dirige a la Casa de las Muñecas Tiresias A.C, organización que asume la tarea de apoyar a miembros de la comunidad LGBT+ en situación de calle, sexoservidoras, portadores del VIH o todo aquel ser vulnerable de la comunidad que necesite ayuda.

La vida de Kenya cambió de la noche a la mañana cuando ella presenció el momento en que asesinaron a una de sus amigas, Kenya se encontraba trabajando como de costumbre junto Paola, ambas se ganaban la vida mediante el trabajo sexual, es entonces que un carro se acerca para solicitar compañía a lo cual Paola fue a atender, pero antes de subirse al coche, ya había sido victima de al menos tres disparos que la dejaron sin vida.

Kenya tenía un video donde se veía claramente como había sido asesinada Paola, pero al intentar levantar una denuncia, el Ministerio Público consideró que las evidencias eran escasas por lo que no se pudo hacer nada hasta que el suceso empezó a generar ruido y se le dio visibilidad al transfeminicidio de Paola.

Pero no solo es Paola, al menos por entidad federativa, los estados donde más transfeminicidios hay son: Veracruz, 41; Tamaulipas, 35; Puebla y la Ciudad de México, con 19 casos. Las víctimas en general son sexoservidoras porque es más fácil poder perpetrar estos actos hacia ellas.

Después de todo este caso explicado, nos podemos dar cuenta que al no aprender de la historia estamos condenados a repetirla, a un Mesías que repartía amor y enseñanza de valores al mundo lo crucificaron, a mis amigas, hermanas o novia las asesinan solo por enseñarle al mundo que son felices siendo mujeres, las han asesinado por predicar con el amor.

Referencias