Nacionales

Aurelién Guilabert, un aspirante franco-mexicano que busca legislar en CDMX

Christian Carlos Granados López

10 de Mayo del 2021

Aurelién Guilabert es un activista, politólogo y miembro de la comunidad LGBT+ que hace historia en las elecciones por ser el primer candidato a diputado naturalizado mexicano. Nacido en Marsella, arribó a la Ciudad de los Palacios por motivo de estudios universitarios. Idealmente se quedaría en México un par de meses pero su sentido humano por luchar frente a las desigualdades de la diversidad sexual en el país lo orillaron a quedarse por más de 10 años.

Donoso extranjero, de cabello castaño y de rostro más fino, el candidato por Movimiento Ciudadano a la diputación local por Cuauhtémoc comentó en una entrevista sus causas para contender en las elecciones de 2021. También expresó sus propuestas para una alcaldía que presenta diversos contratiempos en temas de seguridad, mantenimiento y derechos en equidad de género.

Reposando serenamente con un par de ojos de esmeralda y oro que apenas se dejan entrever a través de sus anteojos redondos que se apoyan sobre su nariz, Aurelién expresa que hacer campaña en tiempos de COVID-19 es encantador pues “la democracia no es una demostración de fuerzas de masas, tampoco se compra la democracia o debería de” pero extraña “el contacto con la gente que no es lo mismo”.

Su campaña se basa en conciencia y acciones; pasar el tiempo necesario con la población porque es grave que la mayor parte de la ciudadanía no conozca ni siquiera a su diputado que busca reelegirse. A esto comenta que “la figura de diputado local es la figura que menos confianza que genera a la ciudadanía, entonces no es una sorpresa que la gente no conozca a su diputado porque de entrada piensa que es un corrupto y que la verdad si es cierto”.

De acuerdo con la ideología de un partido como Movimiento Ciudadano, que busca diferentes cargos públicos a nivel nacional sin ninguna alianza, Guilabert explica que “Es un partido que tiene una visión social y liberal al mismo tiempo que comparte esta visión de la economía de mercado, no del neoliberalismo, sino que reconoce que hay una economía de mercado pero que reconoce también toda la parte de los derechos primero y las libertades primero. Toda es parte progresista del derecho a las mujeres de decidir sobre su cuerpo, de derechos a la diversidad, de la regulación del cannabis.”

Dentro de las iniciativas del activista, se encuentran el querer convertir a la Secretaria de Mujer en un organismo autónomo, así como reestructurar el Sistema de Justicia de la Ciudad de México para las denuncias humanas por parte de víctimas de violencia de género que imputen denuncias de abuso, ya que “La política de igualdad de género debe ser una política transversal. Por eso debemos de impulsar desde el Congreso de la Ciudad un presupuesto con perspectiva de género; que todos los rubros sean analizados con base en perspectiva de género”.

Sin embargo, el activismo de Aurelien dentro del Congreso puede verse limitado, pues desde hace unos días el Partido Encuentro Solidario (PES) ha difundido una serie de spots que son homofóbicos y discriminatorios que más tarde tuvieron que ser retirados de televisión. El politólogo menciona que no solo son estas nuevas generaciones de partidos, sino que “Morena permite también que se detonen este tipo de circunstancias” pero “la legislación sigue avanzando”.

El mensaje del contendiente por la diputación local de la alcaldía Cuauhtémoc para los emprendedores del mañana, es que debe concernir acerca de una nueva transición económica, no solo con las personas sino con lo climático también.