Nacionales

"El amor es de todos y para todos"

Isabela Calva González

04 de Octubre 2021

Hoy en día la diversidad de parejas que existe en el mundo es muy grande, compuesta por distintas personas e identidades; únicas en su propio estilo y forma de ser. Pero todas comparten algo en común y es el amor, el respeto y el cariño que sienten entre sí. Nadie tendría que ser privado de expresar libremente estas emociones con su respectiva pareja, sin embargo, hoy en día vivimos en una sociedad donde la heterosexualidad aún es vista como los pilares principales que conforman a una pareja, de hombre y mujer, y que todo aquel fuera de esta “normalidad” va en contra de las normas sociales y naturales del ser humano.


Es un hecho que varios países alrededor del mundo le siguen imposibilitando a la gente vivir libremente su homosexualidad imponiendo restricciones que otras parejas heterosexuales no tienen, como el poder contraer matrimonio legalmente. Pensaríamos que algo tan normal como casarse no sería una problemática social; que cualquiera que quisiera pudiera hacerlo si está feliz con su pareja, pero lamentablemente este hecho es sólo posible para un porcentaje de la población mientras que para el resto les es imposible y solo algo existente en su imaginación.


Afortunadamente, México está entre aquellos países que desde el 2010 rompió esta línea de pensamiento discriminatorio y comenzó a legalizar el matrimonio igualitario en distintos estados de la república. Cada vez más lugares aprueban esta unión y forman parte de una mentalidad inclusiva. Los estados con ley aprobatoria son Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Oaxaca, Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Chihuahua, Puebla, Tlaxcala, Morelos, CDMX, Hidalgo y Aguascalientes.


El 23 de septiembre dos estados más formaron parte de la lista anterior: Sonora y Querétaro. Tanto el congreso de Sonora, representado por Morena y Movimiento Ciudadano, como el de Querétaro con el PAN, modificaron sus legislaciones para hacer un hecho dicho cambio. Aún faltan ocho estados más, entre ellos Durango, Zacatecas, Guanajuato, Guerrero, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas y Estado de México por llegar a la misma página que el resto y así volver a México un país más inclusivo dónde se reconoce y respetan los derechos de todos sus ciudadanos sin importar su orientación sexual.




Referencias