Nacionales

Juego viejo, nuevas reglas

Horacio Ornelas

15 de Novimbre 2021

El pasado sábado 23 de octubre algo increíble ocurrió. Algo tan impresionante que acaparó los medios nacionales. Se hicieron artículos, columnas y hasta memes de lo ocurrido. Fue algo tan sorprendente que podría decir que es la primera vez que lo he visto en mi vida…


Mariana Rodríguez Cantú se cortó el pelo.


Fuera de broma, esta ha sido de las mejores jugadas políticas que he visto. (1.- por su puesto la considero una jugada política, y a ella, un actor político. Aunque sea influencer, es la primera dama de Nuevo León y hasta se puede afirmar que ella le ganó la gubernatura a su marido. 2.- creo que es obvio mencionar que la mayoría de la política se hace a puerta cerrada, por lo que quiero recalcar he visto). Al analizar este evento, cada aspecto me sorprendió más que el anterior para formar una increíble imagen personal (que, por supuesto, repercute en lo político).


Sin más preámbulo, esto fue lo que sucedió: la Lady D Mexicana visitó el DIF Capullos en Nuevo León para cortarse el pelo con un niño que padece de Leucemia, en gesto de solidaridad; el cabello cortado lo donaría a la asociación civil Manitas pintando arcoiris.


Primero que nada, un aplauso a una figura política nacional por apoyar una causa que muchísimas veces es muy difícil, frustrante y dolorosa para quienes lo viven de cerca. Para quienes han pasado por esa experiencia, saben lo complicado que es mantener la fe de que todo saldrá bien. Aunque muchísimas personas rápidamente llegaron para criticar el show político (que sí tienen razón: tiene un componente publicitario), la opinión del público mexicano prefirió apoyar el mensaje original en vez de aventar comentarios negativos. Con decir que en los comentarios de Twitter, veía como la gente la aplaudía y defendía la visibilización del cáncer infantil; y quienes criticaban a MRC rápidamente recibían un periodicazo por menospreciar el acto.


Siendo pragmáticos, aunque la acción fue muy bien intencionada, no se puede ignorar el aspecto publicitario. Esta acción viene después de que su esposo Samuel García haya confundido Manitas pintando arcoiris por un refugio de perros y la controversial imagen de Mariana vestida de Cenicienta en el Palacio de Gobierno de NL. Sin duda hay un componente de “mejora de imagen” detrás de este gesto bondadoso. Además, el pelo que donó MRC no sirve: el pelo necesita ser virgen y Mariana no lo tenía así. A pesar de todo esto en su contra, ella tiene tanto carisma y naturalidad para las redes sociales que este evento tuvo un impacto positivo para ella y “su mandato”. Logró de una vez verse empática con una población olvidada por el gobierno, apoyar una causa importante y posicionar a asociaciones civiles en la conciencia colectiva. Para cualquier otro político esta acción o similar sería criticada, y difícilmente llegaría a ser noticia nacional. Se vería como propaganda barata como suele ser el caso de Alfredo del Mazo o Mario Delgado: una imagen falsa hecha para engañar.


Además, hay una perspectiva crucial de la que poco se habla: la posición de AMLO al respecto. Si bien, importa poco lo que diga el presidente sobre si una señora se cortó el cabello y lo donó, sí importa a quién atendió: a un niño con cáncer. Creo que es objetivo decir que eres una persona malvada si teniendo los recursos no apoyas a los niños con cáncer. ¡Por amor a Dios!, al menos compadecerse con el sufrimiento de los pobres enfermos y sus familiares. Mariana no solo logró corregir sus errores de imagen y posicionarse como una persona bondadosa, sino que políticamente ella ahora encabeza (en el inconsciente colectivo) la lucha a favor de los niños con cáncer. Se logró posicionar como la principal fuerza opositora en uno de los flancos más débiles de la 4T. Si lo aprovecha o no, por falta de interés o por equivocarse en su imagen, queda por verse. Pero eso sí: nadie le quita la astucia a esta mujer y a esta jugada política.


Quiero concluir con esta reflexión: el juego está cambiando. Los políticos reconocen que las redes sociales serán cruciales para ganar el corazón del electorado. Muchos hacen payasos de sí mismos (basta con ver los TikToks de las pasadas elecciones), pero aquellos que logran usar este nuevo medio a su favor serán victoriosos. Lo hemos visto con Samuel García en Nuevo León, con el INE en TikTok (están buenísimos, échenles un vistazo); la televisión y la radio, los paros y las protestas ya no son suficientes. El juego está cambiando y la competencia es dura: los que no aprovechen esta nueva herramienta, morirán; los que mejor se adapten, sobrevivirán.








Referencias:

Carrizales, D. (2021, 23 de octubre). Mariana Rodríguez se corta el cabello como muestra de

solidaridad hacia niño con cáncer. Recuperado de https://www.eluniversal.com.mx/estados/mariana-rodriguez-se-corta-el-cabello-para-apoyar-nino-con-cancer