Nacionales

Las consecuencias de tu falta de interés

Guillermo Ucha Cabadas

8 de Febrero 2021

Hace unas semanas, el partido Morena anunció que el Senador con licencia Félix Salgado Macedonio resultó ganador de su encuesta interna para designar al candidato a gobernador de Guerrero.

La polémica ha acompañado a este personaje desde los inicios de su carrera política. Se pueden escribir infinidad de columnas sobre las acusaciones que señalan a Félix, pero la que nos trae aquí debe ser la más importante y es la que hoy tiene a diversas colectivas feministas, organizaciones de la sociedad civil e integrantes de morena luchando por evitar que este señor llegue a la gubernatura de Guerrero: violencia contra las mujeres.

El anuncio sobre la candidatura de Félix realizado por Mario Delgado, presidente nacional de morena, ocasionó que se difundiera una denuncia por violación presentada en contra del entonces alcalde de Acapulco. Además, hace unos días se dio a conocer el testimonio de otra mujer que también acusa a Félix de violación. No escribiré sobre los detalles de las denuncias que se han viralizado porque no se trata de revictimizar a las víctimas.

Dos acusaciones, sumadas al reclamo interno y externo no fueron suficientes para que Mario Delgado bloqueara la candidatura de Félix. La semana pasada no solo confirmó su candidatura, lo defendió, argumentando que sería candidato de morena mientras mantuviera sus derechos político-electorales.

Es necesario que como jóvenes estudiantes estemos enteradas y enterados de lo que sucede en la esfera política y que actuemos cuando las decisiones que se toman busquen el interés de unos cuantos y no el progreso colectivo. Somos descendientes de luchadores sociales, de mexicanas y mexicanos que sacrificaron mucho, en algunos casos hasta sus vidas, para hacer de este país un lugar más justo, democrático y libre.

El haber nacido y/o crecido después del fin de la hegemonía priista nos hizo desconocer el México en el que nuestros antecesores vivieron, uno completamente diferente al actual. Nuestra generación está definida por lo que los estadounidenses conocen como “entitlement”, un concepto que no tiene una traducción literal al español, pero que podría definirse como el dar por hecho lo que tenemos desde una perspectiva arrogante y soberbia. Eso ha ocasionado que el interés político haya disminuido, que la libertad, la democracia, el voto, la transparencia y demás características que hoy definen a nuestra sociedad sean asumidas como algo que no debe defenderse y que le demos prioridad a los intereses banales de la vida.

Además, tenemos que ser sinceros, no solo es culpa de nuestro entorno, al final del día es responsabilidad de cada una y cada uno de nosotros el no estar interesados en nuestro país. Siempre lo he dicho: en una era tan abierta, donde las noticias y los escándalos dan la vuelta al mundo en menos tiempo del que se tarda la barista en entregarte tu Caramel Macchiato, resulta irresponsable e inmaduro culpar a alguien más de las acciones que tú no estás dispuesto a tomar, de lo que no estás dispuesta a leer.

Tomemos el caso de Morena y Félix Salgado Macedonio como un parteaguas en nuestras vidas políticas y sociales. No podemos ni debemos permitir que quienes nos llevaron—quienes permitimos que nos llevaran—a la descomposición social que hoy vivimos tomen decisiones equivocadas sin consecuencias. Debemos entender y aprender a utilizar nuestro poder como ciudadanas y ciudadanos. Es nuestra responsabilidad hacer a un lado la apatía y la equivocada idea de que las cosas son como son y que no hay nada que podamos hacer para cambiarlas. Me rehuso a creerlo y aceptarlo, y espero que tú también.